jueves, 17 de febrero de 2011

De los ojos a la observación


Hace años conocí a un chico de 19 años descubriendo  que  no todo el mundo le ocurría lo que a él.  Tenía mucha información sin saber como le había llegado; simplemente sabía y rara vez fallaba en sus intuiciones. Un amigo se percató y un día mientras almorzaban en un restaurante, sin advertirle previamente le dijo, vamos a jugar pero no mires atrás  ¿cuántas personas hay en tal mesa? ¿La señora como va vestida? En la otra mensa ¿como son los pendientes de la  chica?...y así hasta  saber como eran los zapatos del camarero o los calcetines de otra persona. Durante años estuvo invitándolo a jugar cuando más distraido estaba y, curiosamente el chico aceptaba con agrado.  

La mayoría del tiempo usamos los ojos para ver lo más esencial de lo que nos rodea. Menos tiempo usamos ese órgano como sentido para mirar los matices que tanta información aportan… y por último,  estaría la observación  que indaga,  hace que nos preguntemos y  nos dará una idea más aproximada de lo que visualizamos según conocimientos adquiridos previamente . Me encanta cuando alguien me muestra lo que tengo delante y no he visto. Sin embargo, no entiendo por qué tan pocas personas lo dicen, lo trasmiten o lo comparten siendo que, el intercambio, además de ser enriquecedor es sumamente divertido.
Oteaba Auer

6 comentarios:

  1. A mí también me encanta que una persona me muestre estando enfrente como es, no importa que sea en un día, o en semanas, el tiempo lo decide esa persona para mostrarse tal cual es, para transmitir tal vez con una mirada tan, pero tan transparente que diga mucho sin soltar palabras, un gesto que también habla en silencios, detalles sinceros, de esos que no tengan valor económico pero si sentimental, eso habla de lo original que puede ser una persona para decirte como es, o que te deje que lo descubras de frente, o de espalda, seguro si te da la espalda y es un ser hermoso encontraras alas, pero si alguien te da la espalda y no ves nada es porque no le interesa mostrarse, ni que descubras lo que lleva dentro.

    Odio la gente que mira lo que tiene el de al lado, que critíca como viste el resto de la gente, eso te deja como saldo algo de envidia.

    Es mejor ver los regalos donde está presente Dios, esos que son tan sencillos e inmensos a la vez.

    Andar sin prisa bajo la lluvia, caminar descalzos en la arena y que las olas te regalen una caricia, mirar más el cielo hay tantas cosas por descubrir, hasta quizás esa estrella te cumpla ese sueño, ir por la vida sabiendo mirar, hay señales por todos lados, es nuestra tarea entenderlas por darle el real sentido a las cosas, hacer algo diferente aunque el resto te tache de loco, porque no ir al ventanal de la persona que amas y gritárselo a los 4 vientos sin importar el que dirán, ir por la calle cantando una canción sin miedo a desafinar, regalar sonrisas hay tantos amargados por ahí que se buscan problemas para cada soluciones, jugar con un niño en alguna plaza, ver una película en pleno invierno con la compañía de alguien especial ay que lindo!!!, hacer de un desvelo la fiesta previa para ver amanecer, no todos los días amanece igual así que hay que aprovechar esas oportunidades únicas. Ver el vaso de tu vida la parte que está llena, no la vacía, antes de quejarte pensá como se inclina tu balanza, hay gente que la está pasando realmente mal, darle prioridad a lo que realmente la tiene, dejar de usar la palabra URGENCIA a la ligera, las verdaderas urgencias son las cosas hermosas que están dormidas porque nadie las ve eso es urgente cambiarlo, lo demás son caprichos, las otras urgencias te llevan al estres y hace que la rutina te devore.

    Así que hoy gracias al post de Ote, es un buen día para empezar a cambiar, y preguntarse que es realmente lo que vale la pena??? si lo haces de corazón seguramente tu mochila pesará menos mañana.

    Gracias Ote!!! un breve texto para un largo comentario, eso significa que yo pude ver lo que quisiste expresar.

    Te dejo un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  2. eyyyyyyyyyyyyyy comenté primera otra vez, que me regalas hoy me refiero al premio.

    Puede ser un saludo de larga distancia con la complicidad del viento de tu pueblo canario, para que llegue en forma de brisa a mi querido Uruguay, entonces yo pueda dormir y soñar cosas mágicas, para que al desperta todo eso me llegue en forma de musa y pueda plasmarlo en algun pedacito de papel.

    Si se puede elegir ese premio???
    Es muy complicado mandar un saludo o un abrazo así???

    ResponderEliminar
  3. Bueno, efectivamente, has hecho un desarrollo sobre la mirada como espejo del interior de la persona que tienes delante. Desconozco lo que cada cual lleve en su mochila, en todo caso, hacer una visión introspsectiva de vez en cuando no está nada mal.
    Vaya para allá una alegre "Isa" como aire canario que te haga soñar cosas mágicas...

    ResponderEliminar
  4. Parece que la "isa" funcionó

    GRACIAS!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Oteaba, yo no soy muy observador. Una vez estuve tratando de desarrolar esa capacidad, pero no tuve mucha constancia, y continué siendo medio cegato, pues se me escapan muchos detalles interesantes de la vida. ¡Qué le vamos a hacer! Dice el refrán que "Moro no aprende lengua!
    Un abrazo y feliz semana.
    Juan Antonio

    ResponderEliminar
  6. Juán, eso no se aprendes, simplemente se es o no se es...y no me creo que tu no lo seas porque no es lo mismo cegato de vista que estár ciego al mundo que te rodea...:-)) así que "Morito si aprende lengua"
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Con tu opinión este piano sonará mejor :)