sábado, 23 de junio de 2012

SOLEDAD



Siete chats
                Seis redes sociales
                                            Cinco blogs
                                                             Cuatro e-mails
                                                                                   Tres SMS
                                                                                                   Dos personas
                                                                                                                         Una oreja
Foto:Oteaba Auer

18 comentarios:

  1. SABIO!!!!
    Una sola oreja, nunca es encuentro
    Los chats y todas las otras modernidades...nunca podrán sustituir, la antigua compañía de dos orejas escuchando, como sus corazones palpitan!

    Genial la foto
    Genial el poema...

    BesOOOOOtes y lindo finde!!!!

    ResponderEliminar
  2. Fuera del mundo virtual, también se da el caso de dos personas y una sola oreja. Es una feflexión tremenda Oteaba, la que hay que hacer de este poema tuyo.
    Un beso y feliz sábado

    ResponderEliminar
  3. Si, Internet nos come mucho tiempo de conversación... a dos orejas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Compañía virtual de personas que hacen de sus momentos instantes agradables y que tiene magia, aunque nunca podrá ser comparada la compañía directa en la que un abrazo y una mirada llegan más cerca.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Una oreja porque cada vez escuchamos menos a los demás? las nuevas tecnologías, en parte, nos aprisionan y confinan aún más en nosotros mismos? puede ser, sería uno de los muchos inconvenientes de la era informática en la que vivimos.

    un poema muy reflexivo.

    un abrazo :)

    ResponderEliminar
  6. Te faltó la palabra companía al final. Es lo que hemos perdido con todo lo demás.
    Muy bueno, Oteaba

    ResponderEliminar
  7. Bueno, la verdad que no sé si es soledad, pero de que le sobra el tiempo, uyyyyyy.

    Es indiscutiblble mi querida Oteaba, cuanto nos estamos alejando los seres humanos, a pesar de tanto avance tecnológico.
    En fin, como digo en algo que escribí hace tiempo, quisiera viajar en la máquina del tiempo e irme a los inicios, al menos se vivía en comunidad y más frescos, en taparrabos.

    Besitos de siempre.

    ResponderEliminar
  8. Faltan las orejas que se paren a escuchar... y que las nuestras sepan atender.
    Y si estamos descuidando nuestras orejas???

    Besos almendrados ;)

    ResponderEliminar
  9. Que entrada más preciosa Ote, y tenemos dos, dos orejas para escuchar aunque ultimamente parece ser que los humanos carecen de orejas...o no se que demonios pasa.
    Mi abrazotedecisivo desde el mismo lugar de siempre, al final sigo en sara-momentosdecisivos, no he podido hacer la mudanza, es tiempo de quedarse y de luchar, aunque esté agotada y desencantada...pero hay que seguir adelante. Yo te brindo mi abrazotedecisivo lleno de afecto.

    ResponderEliminar
  10. Creo que has descrito la soledad actual de manera magistral. En pocas palabras es todo un ensayo sociológico.

    Un abrazo.
    Mercedes.

    ResponderEliminar
  11. ¡ Tocada!

    Un abrazo pensativo ( o dos).

    ResponderEliminar
  12. ¿Cuantos corazones?

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por tu visita y comentario, amiga. Te he encontrado en La Comunidad de El País y me acordé de ti.

    un abrazo :)

    ResponderEliminar
  14. Demasiadas cosas para tan pocas ganas de escuchar.
    Parece que ahora todo se lee... una oreja sólo? igual hasta esa sobra a quien oye pero no quiere escuchar.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar

Con tu opinión este piano sonará mejor :)