domingo, 23 de octubre de 2011

Melodía en timple, Nube de Hielo para Simoncelli

El fino y cálido sonido del timple, un pequeño instrumento de cinco cuerdas, oriundo de las Islas Canarias, contrasta con la melancolía que nos produce algunas veces y que,  Benito Cabrera supo plasmar en su composición “Ice Cloud”.

Hoy, cuando escuché la fatal noticia de que uno de esos “héroes dominicales” que mencionaba en el post anterior, el motorista Marco Simoncelli perdía la vida en el Gran Premio de Malasia, mi sentimiento voló hacia esta Nube de hielo.
El motorismo se ha vestido de luto ¡Buen viaje CAMPEÓN!
Oteaba Auer
“Nube de hielo en la cumbre del ancho mar
Nube el silencio que puedes montar”
Andrés Molina

16 comentarios:

  1. Buen homenaje, Ote.
    Un abrazo grande ( o dos).

    ResponderEliminar
  2. Una pena... conoci la niticia en tu casa...
    Saluditos almendrados ;)

    ResponderEliminar
  3. Que bonito homenaje Ote....
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Los heroes del motor mueren en domingo... es una frase que he escuchado hoy en uno de tantos noticiarios, pero la verdad es que desde poco antes de las 11 de la mañana que he conocido la noticia tengo la piel erizada y una sensación de sin son.. como de por qué... que ...
    Demasiado joven... demasiado arriesgado, demasiadas cosas perdidas para tan brillante carrera truncada por el infortunio.
    Un dia triste....
    Un dia excesivamente triste para el moticiclismo y el deporte en general.
    Ojala allá donde vaya siga con su sonrisa...

    besos desde el mediterráneo.

    ResponderEliminar
  5. La muerte se de donde se de, siempre es una triste noticia.

    Un abrazo
    Mercedes

    ResponderEliminar
  6. Triste e inesperado. Lo tenía todo... Sufrirán más los que deja.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Preciosa melodía!
    Es una noticia tan triste...era tan joven...se me arruga el alma, cuando pienso en mis hijos...y pienso en esa madre.
    Besotess Ote y linda semana

    ResponderEliminar
  8. Hasta siempre, campeón!
    Bello homenaje, amiga Ote. Y maravillosa la música! No conocía este instrumento. Ya voy a poner en favoritos este link. Me ha encantado.
    Un beso para ti.

    ResponderEliminar
  9. Que pena.
    Apenas unas décimas de segundo y se acabó.
    Que frágiles somos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por este homenaje que le has hecho a Marco y precioso sonido musical que te pone los pelos de punta.¡Que bueno es sentir en la música tus sentimientos y el de los demás.Entristece pero es necesario sentirlo pues es una manera de estar con este gran piloto¡Arriba héroe!

    ResponderEliminar
  11. Precioso homenaje.

    Gracias Ote, por tus palabras, por estar a mi lado.

    Abrazos de siempre

    ResponderEliminar
  12. Oteaba precioso homenaje, vaya dos entradas...a veces el destino hace estas cosas...o no es el destino....ya dudo, ni lo se Ote estimada.Eres magnífica.
    Te dejo mi abrazotedecisivo lleno de cariño

    ResponderEliminar
  13. Ver esta entrada tan enternecedora recordando a este joven, en la plenitud de su corta vida, y .....oyendo el sonido del timple de Benito Cabrera, otro que truncó su carrera con una muerte inesperada, dice mucho de tu sensibilidad a la hora de exponerlo y hacernos pensar que somos un suspiro en esta vida en dónde nos creemos que somos eternos y no vamos a tener fin,

    Es un golpe bajo al mundo del deporte y por supuesto a su familia que tanto sufriría en verlo en cada carrera.
    un abrazo Oteaba, como siempre, " profesional" en tus posts

    ResponderEliminar
  14. Realmente bello lo que nos has dejado.

    Saludos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  15. Estas desgracias no las entiendo si son el destino, un segundo, una maniobra, una rueda, la pista, no sé, no las entiendo y creo que no las voy a entender nunca.

    ResponderEliminar

Con tu opinión este piano sonará mejor :)