jueves, 16 de junio de 2011

Amoríos en el mar

Cansado de arrastrarse por el mar careciendo de casco, quilla, proa o popa, el viejo Gray  no había corrido la suerte de su primo Dorian. A estas alturas había perdido la esperanza de encontrar a un demonio con quien  hacer un trato.
Foto: Oteaba Auer
Una mañana vió llegar a una joven plataforma que parecía haber sido parida por el mismímo  Wilde. Su belleza y agilidad hubieran obtenido Oscar en la meca del cine.
                 Foto: Oteaba Auer                                             
Sin ningún pudor se pegó a Gray .  Coquetenado, mientras subía sus grúas, le confesó llamarse Yellow Green de Todos los Mares ¡Pobre Gray!  Tan pletórico se sitió que su torre se le duplicó a lo ancho, a la vez que, en un subidón de autoestima la invitó a cenar.
Foto: Oteaba Auer
A la hora convenida Yellow Green  se movió poniéndose delante  en una actitud que parecía querer ser besada…¡uff! A Gray se le derretía… la iluminación
Foto: Oteaba Auer
Su gozo dio paso a  la tristeza cuando, sin mirarlo, se dirigió hacia “Ocean, Ring” un buque “bién plantao” con una torre excepcional.
Foto: Oteaba Auer




Sin embargo, el narcisismo de Yellow Green era tan enorme que, en una mirada de soslayo, le midió la eslora y siguió de largo.
Foto: Oteaba Auer
Como un caballo de Troya, Yellow Green de Todos los Mares, avanzó por el océano hasta perderse en la noche.
Foto: Oteaba Auer
Entonces ocurrió lo inimaginable, Ocean Ring  perdía combustible y no tardó en tirarle los tejos al viejo Gray.
Foto: Oteaba Auer
Se cuenta que, en una noche de  eclipse lunar,  la urgencia del deseo inmediato lo fulminó… Desde entonces, viven un apasionado idilio  sellado con el mutuo regalo de un hermoso retrato


© Oteaba Auer

19 comentarios:

  1. Querida Yellou (me gusta llamarte así)
    Emotivo paralelismo y personalizacion de plataformas y buques, es que lo que puede ocurrir en el mar , no puede ocurrir en ningún otro sitio.
    ¡Y que decir del reportaje potográfico,
    ¡no tiene desperdicio!.
    Rebosas ingenio e imginación.
    Un beso Yellou

    ResponderEliminar
  2. Espectacular originalidad, me ha sorprendido el texto… lo ha hecho tanto que no he parado sonreír.
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  3. ¡Cuántas cosas ocurren bajo el influjo de la luna, en especial en un día de eclipse!

    ResponderEliminar
  4. No se puede ser mas original... la mezcla de los personajes que dan vida a inmensas plataformas para que coqueteen en bajo el influjo de la luna roja...

    Increible.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Siempre que vengo a tu blog, me sorprende más y más lo creativa queberes, tu blog es distinto, creas tus imágenes, podrías hacer una historieta fabulosa, me encanta tu blog, besos

    Y esta historia me arranca una sonrisa es tierna, para mi si lo es

    ResponderEliminar
  6. porque es muy creativa y hermosa
    :)


    (se me fue corrió el comentario antes de terminar el anterior)

    ResponderEliminar
  7. Y luego dicen que no es cierto eso de que "el amor está en todas partes".
    Precioso, Oteaba.
    Un abrazo y feliz finde

    ResponderEliminar
  8. Se te da requetebien personificar seres inanimados.
    Es una bella historia de amor.
    Y tus fotos, otra belleza.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. no nos dejas de sorprender... a tus seguidores,..ves una imagen mar a dentro, y solo a ti se le ocurre sacar la foto y zás...ya tienes la historia. Y encima la colocas en el momento del eclipse lunar...bueno...imaginación desbordante en todo tu ser.
    Un abrazo y que no decaiga

    ResponderEliminar
  10. EXCEPCIONAL!!!

    Que bueno.
    Buenísimo.
    Me ha encantado.

    Te felicito.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. El señor Wilde habría reído a carcajada batiente con tu originalidad; y como él no ha podido hacerlo -por razones obvias- lo he hecho yo en su lugar.
    Gracias por tu creatividad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hasta cuando se le saca el juego a la tierra y el mar, se puede encontrar belleza.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Me gustó la forma tan original que le diste al post, Oteaba.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Ya nos lo indica claramente Orson Fuelles en su libro "El hombre que tras matar de aburrimiento un montón de caballos a fuerza de comeeras de coco,decidió susurrar a las bicicletas":
    Hay personas demasiado grandes para este planeta...incluso para otros mayores.
    Es usted un estimulo,un lujo,tiene mi gratitude.
    P.S.La adoro.

    ResponderEliminar
  15. Es increíble como lo más inverosímil cobra vida ante tus ojos,te aseguro es difícil que alguién lograra establecer esas comparaciones, desplegando una forma única de narrativa, en fin la que se queda totalmente eclipsada, soy yo.

    Madre mía...


    Un abrazote, Oteaba.

    ResponderEliminar
  16. Hola OTE ( Si fueras acrónimo, tendrías nombre de programa de televisión).
    Me ha encantado tu post y es post eso que te lo digo.
    Recibe un beso enorme.
    Rampy

    ResponderEliminar
  17. Eres fantástica! ¡Vaya historia! me encantan las fotos...
    Mi nuevo post es sobre el mar... pero nada que ver con este...no me copié, ehh.
    Un beso Ote!!

    ResponderEliminar
  18. Que historia eh! maravillosa. Creo que tu muñeca, y su dueña, están haciendo de la imaginación una fiesta, no sólo se ve esto en SL, ahora en el piano hay historias fascinantes, dignas de una mente brillante.

    ResponderEliminar

Con tu opinión este piano sonará mejor :)