viernes, 13 de febrero de 2009

La vida en un tablero de ajedrez

En mi niñez, los mayores que me rodeaban disfrazaban todo y no llamaban a las cosas por su nombre. En le nacimiento, a los niños los traía la cigüeña y a la muerte le llamaban “el viejo de las patas de lana” porque nunca se se le oía llegar…mejor era no nombrarla por si acaso…obviamente, ambas cosas son inciertas.Si bien es verdad que la muerte está presente desde el momento en que nacemos y nos ronda agazapada, en la cultura occidental, desechamos que nuestra hora esté marcada ¿lo está?...Tal vez nuestro comportamiento lo acerca o la aleja de su contrario “la vida”, a nuestra conveniencia.

Cuando se está durante meses con un enfermo terminal, empieza la verdadera partida y no me refiero a la del moribundo, sino a la de sus seres queridos. La retan día a día como sucediera en la película “El séptimo sello”, en que el ajedrez se convierte en juez del tiempo,,,,mientras dure la partida hay esperanzas de encontrar soluciones. En aquel caso, muchas existenciales…al final “el viejo de las patas de lana”, siempre lleva las de ganar…En este caso ese tipo de dudas vienen después…

Y sucede…lléga el día y, por más preparados que se supone que estamos, nos lastima, nos sorprende, nos rompe el alma y hace llorar tanto que, cada día al despertar, el único deseo es que cesen las lágrimas por lo doloridos que están los ojos… Vacío, dolor, crisis de preguntas desesperadas que no tienen respuestas…Al cabo de mucho tiempo, (tres años en estos días) la aceptación de que su voz, su risa, sus caricias, sus consejos, confidencias, etc. no volverán...La muerte ganó la partida, ¡la perra gorda para ella!; pero los pianos han vuelto a sonar…

Oteaba Auer

39 comentarios:

  1. El simple hecho de ser consciente de esa ausencia, de esas lágrimas y de ese dolor demuestra que tienes la fuerza suficiente para haberlas entregado. Y el gran desafío es sobrevivir a las heridas de esa perdida y que los pianos suenen de nuevo.
    Un abrazote amiga mía
    mj

    ResponderEliminar
  2. Simplemente mi abrazo y amistad, veo que no es buen momento ...
    Al menos el piano aún llorando, sigue tocando...

    ResponderEliminar
  3. Me has recordado a mi difunto padre, amiga Oteaba. Se a que sabe el "licor" de que hablas.

    "La muerte esta tan segura de su victoria, que nos da toda una vida de delantera".

    ¡Animo!

    Mi cariño, y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Un post excelente. Vaya con el viejo de las patas de lana. Nos tiene a todos dentro de su mano. Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Ote, entiendo perfectamente eso, y también ese dolor de ver a un ser querido sufrir por mucho tiempo, eso es horrible, y para que? para esa que antes no se la llamaba por su nombre se salga con la suya, y a quien reclamarle ese dolor?, Dios a mí nunca me dio una respuesta, por eso siempre digo que el también se equivoca, y seguro estoy equivocada al decir esto, pero es así el tipo tambien mete la pata, y si tiene algo que decirme que venga, con gusto lo quiero tener enfrente para reclamarle un par de cosas.

    Fuerza Ote!!!

    ResponderEliminar
  6. Perdón Ote por el comentario anterior, pero creo que hice mio tu dolor y ademas le agregué el que llevó también yo, e hice mi descarga.

    Ojalá estes bien!!!

    ResponderEliminar
  7. Perdí a mi abuela, mi yaya del alma y cada día la añoro más.

    Lo siento, estoy escuchado el piano y llora.

    Te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  8. Se de lo que hablas mi querida amiga; El dolor del ser querido que ya no està se nos hace incomprensible è insoportable.
    Despuès de 15 años, aùn no lo he podido superar.
    Espero que estès bien...
    Besitos, abrazos y mimos♥

    ResponderEliminar
  9. La sociedad vive ocultando la muerte, dándole la espalda, negándola. Sin embargo, a lo largo de la vida, todos sufrimos pérdidas que nos producen sufrimiento. La tristeza y el sufrimiento son inevitables pero nos ayudan a crecer. Pero para que el sufrimiento sea provechoso y no destructivo hay que aprender a gestionarlo y eso es realmente complicado.

    Existe la opinión generalizada de que los niños son incapaces de entender lo que significa el hecho de la muerte. Por este motivo se les ocultar la pérdida con frases poco claras y tópicas (“se ha ido de viaje, se lo ha llevado Dios, se ha ido al cielo”…) en un intento de protegerlo de su miedo a la muerte. Sin embargo, en el lenguaje de los niños las palabras muerte o morir son de uso corriente y generan la misma angustia que en los adultos. Creo que no entendemos la muerte, no podemos concebir el hecho de dejar de existir. Para los creyentes es un tránsito....¡dichosos ellos que tienen este maravilloso recurso! Para los no creyentes es el fin y ese fin es la mayor de todas las pérdidas y despues... la nada.

    ¿Cómo no intentar engañarse? Nos rodeamos de mentiras, de cuentos chinos para paliar la angustia de muerte que es insoportable. Y así vamos caminando, desafia´ndola, aunque sabemos que ella va a ganar la batalla.

    ResponderEliminar
  10. M. José, por desgracia esa herida, en días como hoy, inevitablemente, vuelve a sangrar como si nunca hubiera cicatrizado.
    Un abrazo preciosa

    Amig@mi@:
    Así es, volvieron a sonar hace unos nueve meses...
    Un abrazo:)

    CoRNELIUS:
    Amargo licor que muchos de nosotros conocemos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. MODERATO:
    Y pareciera que con ese nombre fuera un viejo bondadoso; pero no, se disfraza de mil maneras para que parezca dulce. En realidad es tremendamente cruel y despiadada cuando nos roba lo que más queremos...
    Un abrazo

    VANE:
    No hay nada que perdonar. Hablas con el corazón. Suerte tienen las personas de fe inquebrantable reconfrotadas por saber que sus seres queridos se han ido con un ser superior y rezar les supone un alivio del sufrimiento.
    Un abrazo

    LYS:
    Ay la añoranza...el piano llorará siempre aunque ahora suene ¡no veas como lo hace en este momento!; pero, como dicen en teatro ...La función continua.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Kukilin, bien lo sabes tu de esa insoportable ausencia...
    Un abrazo grande

    MUCHA:
    No sé expresar sentimientos como lo hacen la mayoría de la gente que pasan por aqui...Torpemente y por necesidad de compartir una pena que no puedo con la gente que me rodea..Se supone que debe ser un lejano recuerdo:)
    Besos preciosa

    BEATRIZ:
    Por tu profesión, por lo bien que escribes y también por tu situaciones pasadas y la que vives actualemnte, has sabido sintetizar perfectamente lo que traté de decir...El maldito viejo de las patas de lana es implacable.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Parte de mi se la llevo ese patas de lana, hace ahora diez años. He conseguido sonreír al recuerdo, pero siempre, cuando llega el aniversario, las cicatrices se abren un poco, te entiendo muy bien.

    Querida mía, muchos besos con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  14. Te envio todo mi cariño y un fuerte abrazo. Quedará un dulce recuerdo. Lo has escrito precioso.

    Besos enormes

    ResponderEliminar
  15. Guapa te veo tristona y eso no puede ser..Deduzco que es por alguien que perdiste hace tres años,pero que su recuerdo perdura..Haz que perdure pero provocandote una sonrisa por los momentos que estuvisteis juntos.. No te quiero ver triste, cualquier cosa que necesites aqui estoy..Muchos besos y abrazos

    ResponderEliminar
  16. Como sabes, mi querida Oteaba, estoy en plena partida y se por experiencia lo que viene después. La vida continua, sin embargo nunca volveremos a ser los mismos después de la devastadora experiencia. Resulta dificil aprender a vivir con la ausencia de quien seguimos amando.
    Me uno al pesar de la familia de Marta
    Cuídate
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Que hermosa música.
    Te entiendo perfectamente, hay heridas que siempre se volverán abrir
    Y volveremos a llorar con nostalgia, la perdida, la soledad que nos mostró en su cruda realidad.
    Pero los pianos deben volver a sonar.
    La vida continua, el mundo sigue su curso y nosotros en él, entre sonatas y lagrimas, risas y tristezas.
    Ayer bajo un cielo estrellado, se casó una sobrina.Espera un bebé que llegó sin pedir permiso y sin invitación timbrada.
    La veía radiante de felicidad, y mientras tanto pensaba que la vida es una gran muestra de existencialismo, pues yo en la mañana,también había asistido al funeral de la mamá de una buena amiga.
    Somos trocitos de existencia y el viento de la vida nos empuja como hojas, entre momentos de felicidad y de amargura.
    Te mando un beso inmenso Ote
    Gizz

    ResponderEliminar
  18. Diana, Adriana, Esther gracias por los comentarios de cariño y empatía con este tema que hoy se hace más duro para familias anónimas y otras que no lo son ocmo Marta del Castillo.
    Un abrazo

    SERGAL:
    Me conmueven tus palabras ya que habías guardado silencio hasta este momento y yo cumplí tu deseo de no decir nada.
    Gracias amigo por estar siempre ahi...
    Un abrazo muy apretadito guapetón

    GIZElA:
    Dos momentos álgidos y extremistas viviste en un mismo día...y claro que no podemos sino pensar que somos trocitos de existencia.
    Gracias por tu empatía:)
    Un beso mi niña

    ResponderEliminar
  19. Piensa que Dios existe o una fuerza sobrenatural que nos guía y nos acompaña. Un día nos reunirá con todos nuestros seres queridos.
    Siento una pena muy grande por el asesinato de Marta.
    La fe y la esperanza en Dios acompañe a la familia
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Oteaba, no tenía ni idea, es muy duro, creo que lo peor es ver como un ser querido va perdiendo la partida de la vida. Nos sentimos impotentes, supongo, por suerte aún no he conocido éso y espero no tener que conocerlo. El vacío debe ser enorme. Si me permites quisiera aprovechar este espacio para saludar a un amigo común.
    Un beso muy grande.

    SERGAL, SIGO recordándote con mucho cariño, espero que estés mejor. Un beso amigo y ánimo.

    ResponderEliminar
  21. La muerte es parte de la vida aunque nos resulte durísimo aceptarlo cuando llega .

    Qué curiosa denominación"el viejo de las patas de lana". Nunca lo habia escuchado.

    Muakks fuertes y reconfortantes parlos momentos duros.

    (Preciosa obra la que llora hoy tu piano)

    ResponderEliminar
  22. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  23. Cierto, es una situación inexpresable que te deja totalmente desarbolado.
    ¡Me encanta esa película como casi todo lo de Bergman. Gracias por recordármela.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Buenas:
    No creo que nuestra hora esté marcada, me niego a aceptar un destino escrito, sería demasiado cruel y no explica algunas Ausencias.
    Da igual los años que pasen, creo que algunas personas siguen estando, porque forman parte de nosotros (su voz, su risa, incluso alguna gracieta que parece estuvieramos reviviendo de golpe).
    Te mando un besazo. Yo por mi ausencia brindo cada año, así pues :SALUD!
    PD: Besos Sergal

    ResponderEliminar
  25. Es curioso como siempre tratamos de esconderle algo tan natural a los crios, aún cuando están comporbado que ellos entienden mejor que nadie lo que son las leyes de la vida.

    Mucho ánimo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Que triste y a la vez bonito. Todos necesitamos en algún momento de la vida bellas palabras, estas son para ti.

    Un abrazote bien grande y mil besos.

    ResponderEliminar
  27. ELLA NO TIENE PRISA ESTA AHÌ ESPERANDO ELLA SIEMPRE TIENE RAZÓN, NOS ACOMPAÑA DIARIAMNTE Y EN EL MENOR MOMENTO QUE NOS DESPISTEMOS ZAS!!! O NOS AVISA O NOS LLEVA Y SIGUE SU RUTINA COMO SI NADA HUBIESE PASADO, SIMPLEMENTE UNO MENOS Y MAÑANA UNO MÁS...

    UN ABRAZO CON TODO EL AFECTO QUE LLEVO EN MI CORAZÓN PARA TI.

    ResponderEliminar
  28. Me encanta esta música, me relaja, y tu post muy reflexivo, y es que la vida es muerte, agonía, llanto y también momentos de felicidad.

    Debemos aceptar la muerte como parte de la vida, aunque sea una agonía el que alguien se aleje para siempre de nosotros, y su recuerdo es imborrable.

    Un beso enorme bella, tu piano me hace sentir.

    ResponderEliminar
  29. Pasa por mi blog y recoge el Premio al Esfuerzo Personal, bien merecido lo tienes.
    Un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar
  30. Hola! vengo a saludarte que hace una semana que no leo nada tuyo y te echaba de menos..Muchos besitos

    ResponderEliminar
  31. Querida amiga paso a saludarte y desearte una feliz semana rodeada de los que te aprecian y aprecias.

    Te dejo mis huellas como recuerdo en el tiempo.

    Un abrazo como muestra de mi afecto.

    ResponderEliminar
  32. "La muerte ganó la partida, ¡la perra gorda para ella!; pero los pianos han vuelto a sonar…"

    La muerte nunca ganará la partida. Entre otras cosas porque es tan partícipe de la vida, como el nacimiento mismo. Eso no quiere decir que no duela. Pero ante eso, sólo hay una cosa, honrar la memoria de los que ya no están.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  33. "El viejo de las patas de lana"....vaya forma tan dulce...nunca había oído la expresión.

    Me encanta. De veras.

    J.

    ResponderEliminar
  34. SER Y ESTAR CONSCIENTE DEL DOLOR Y DEL SUFRIR ES SALTAR LA BRECHA, ES ANIMARSE A ANDAR HACIA ADELANTE CON AL VALÍA QUE IMPONE LA ADVERSA SITUACIÓN.

    ESTE POST ME HA DEJADO PENSANDO...

    LE INVITO A PASAR POR MIS BLOGS, Y LE SALUDO AGRADECIDA POR SUS ANTERIORES VISITAS.

    mARY CARMEN

    WWW.WALKTOHORIZON.BLOGSPOT.COM

    Y DE AQUÍ A MSI OTROS BLOGS.

    ResponderEliminar
  35. La muerte es lo único seguro que tiene el ser humano, asi es que a los seres queridos hay que disfrutarlos lo mas que podamos y de nuestra muerte, hay que tratar de vivir y también disfrutar de las pequeñas cosas y de los grandes momentos, pues no sabemos cuando va a ser nuestro final.

    Cuando se va la gente amada, solo nos quedan los recuerdos y la satisfacción de haberles dado lo mejor de nosotros.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  36. Vuelvo a leer tu post y a escuchar nuevamente a Gould, es una maravilla la unión de tu escrito con Beethoven en manos de Gould.
    Gracias amiga, aunque triste, pero precioso.
    Un beso y un abrazo,

    ResponderEliminar
  37. El paso hacia ese "otro lado" que a veces suele pasar por nuestras mentes dándonos unas sombras, es algo lógico cuando estamos rodeados desde el principio por la señora de la guadaña. Todos vamos a ella a nuestra hora pero también queremos prolongar en plenitud esta aventura de vivir. Ayudar a alguien a trasponer esa línea final enseña mucho, nos pone de frente a una frontera que solo espera. Pero que solo nos lleve Dios por su buena voluntad, no otros métodos de los que soportamos en el mundo, quien más quien menos. MI afecto.

    ResponderEliminar

Con tu opinión este piano sonará mejor :)