viernes, 6 de febrero de 2009

La sociedad de la aspirina

Cada vez que tenemos un dolor de cabeza, tomamos una aspirina…si sucediera cada día nos atiborraríamos sin más. Hasta la llegada de la crisis, esa ha sido la filosofía de la sociedad, es decir , poner parches a los problemas en vez de resolverlos. “Distráete, no te ocmas el coco, pide un crédito, vete de compras, de copas, etc; pero no te lies”. Muy pocas personas se paraban a pensar que sucedía en realidad.

Sucedía que directivos y ejecutivos les gustaba estar agotados, estresados y creerse imprescindibles, como cantó ironicamente Serrat en la canción “A usted”. Ahora toca caer del guindo, quitarse la máscara y sin aspirina; pero con una acidez terrible, afrontar cambios impensables hace muy poco tiempo…Incluso, se respira aliviado viendo a otro con el mismo problema “¡No soy el único!”

Desconozco si siguen habiendo jóvenes profesionales que se jacten de que a ellos no les pasará tal o cuál cosa como cuando veía a un directivo “viejo” que estaba quemadísimo. Impensable que cualquier día podrían ser uno de ellos y llegado el caso, como está ocurriendo a diario, se sienten completamente perdid@s y desconcertad@s. Tal vez, en su día, debieron haberse “comido el coco”, e identificar lo que realmente valía la pena y cuales eran sus prioridades, para ahora no tener que engullírselo sin aspirina.

Oteaba Auer

26 comentarios:

  1. Ejecutivos pretendidamente agresivos que solo esconden su miedo tras la máscara del exito. Que bien le sientan a esta canción de Serrat las esdrújulas pues esdrújulos y patéticos resultan los que disfrutan mandando al prójimo por que no saben vivir por si mismos, sin que nadie les mande a ellos.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Y lo peor no es eso, sino que volveremos a tropezar mil y unas veces más con la misma piedra... o con la maldita caja de aspirinas, como prefieras.

    Me alegra enormemente volver a verte activa.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. Los que están enfermos de poder ya perdieron la capacidad de ver y darle valor a otras cosas, lo único que tienen en la cabeza es subir un escalón más sin importar la cabeza que pisan, en fin...y cuando algo pasa creo, cuando ese imperio se ve amenazado no necesitan una aspirina, necesitan varias para no sentir que se les termina el mundo.

    Ay dios! el dinero, el poder, la política, todo gira en torno a eso, por eso estamos como estamos.

    Que bueno que el piano está sonando otra vez.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Es verdad se han puesto parches cuando se necesitaban soluciones reales.. Luego pasa lo que pasa las aspirinas o parches no sirven de nada..Besitos niña y gracias por estar ahi,ya estoy mejor..besos

    ResponderEliminar
  5. Y lo peor de todo, al menos por aquí es que se ha pasado de la aspirina a la pistola en la nuca...
    No se como lo vereis, pero ni aspirina para el dolor de cabeza ni volarsela para que no duela...
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Sí señor, detalle por detalle es la placa radiográfica de una quebradura que quien sabe hacia donde nos llevará, que por ahí, según se ve, me parece que volverán por los parches y a seguir de joda!! / ojala me equivoque aunque todo es parte merecida sin distinciones, ¡los hemos dejado hacer amiga!

    ResponderEliminar
  7. Concuerdo totalmente con Vane: la enfermedad del poder a la que se le suma el “aprecio excesivo” por sus propios intereses..

    Dejé algo para ti en la barra lateral de nuestro espacio.. Puedes recogerlo cuando quieras..

    Besos..

    ResponderEliminar
  8. No sé pero tengo una prime mía que ha llegado a Jefa de personal y se jacta de no faltar un solo día. a mí esta clase de alardes, la verdad, me parecen estúpidos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. La sociedad se ha relajado tanto que me temo, se ha dormido en los laureles... se despertará con un bofetón de realidad, espero que no sea tarde...

    Besos, amore

    ResponderEliminar
  10. Queiles, así ha sido...y quizás aún continúe esa estúpida actitud en algun@
    besos

    Persefone:
    Pues sí...no olvidemos el saber popular donde se pone al hombre como único animal que tropi...
    Abrazo

    Vane:
    Así es, suben pisando y cuando están arriba...¡que dura debe serles la caida! :)
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Las soluciones reales, querida Esther, es lo que han estado evitando...ahora ¡a llorar al parque!
    Besos

    Amig@mi@:
    Montse, ciertamente es un tema con muchísimos matices entre los extremos.
    Besitos:)

    José:
    Ojalá estuviéramos equivocados; pero, al menos yo es lo que veo...y no sigo para no parecer demasiado pesimista :)

    ResponderEliminar
  12. Nieta, a la enfermdad del poder, por aqui se le daba un nombre más lúdico.."erótica del poder" :-))
    Me pasaré a ver tu barrita
    Besos

    Moderato:
    Como las cosas sigan como van, es posible que en un día muy lejano, deba replantearse algunas cosillas
    Un abrazo

    Dianna:
    Creo que el bofetón ya está dado y a diario un reguero de bofetaditas.
    besitos:)

    ResponderEliminar
  13. Buen post. Me gusta lo que dice Vane.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Me gusta lo que has escrito. Leí en un libro de Kevin Trudeau, que la aspirina ha llegado a provocar la muerte de 2.000 personas en Estados Unidos. O sea que, a cuidarse de tomar medicinas de farmacia.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Es cierto, nos hemos parado poco a pensar lo que estaba sucediendo antes de esta crisis, pero era también algo anunciado. No era posible sostener ese ritmo, ahora toca replantearse muchas cosas y un cambio de conciencia es lo que nos hara recapacitar, a ver si vamos aprendiendo...
    Muy bueno Oteaba
    Besos y buen finde
    mj

    ResponderEliminar
  16. Oteaba, que razón tienes. El símil de la aspirina como parche me parece muy acertado. Aún no somos capaces de ver las prioridades... y el tiempo se fuga, se escapa. Un beso y buen finde.

    ResponderEliminar
  17. Hola Oteaba,
    se puede vivir sin aspirinas, yo lo hago, aguantar las molestias un dia vale la pena. El cuerpo no se acostumbra y así uno tendrá "forzosamente" tiempo para investigar la fuente de los dolores y casi seguro que lo puedes subsanar...
    Me encanta que también te gusta Dalí, primero pensaba de usar el sofá de Figueras, pero la boca de rubís me parecia más bonita!

    Siempre me gusta tu comentario!

    un beso

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. La competitividad, enfrentarse a nuevos retos sin mirar los cadáveres dejados en el camino.
    Oteaba muy bueno el ejemplo de la aspirina. Puede decirse más alto pero no más claro.
    Besos

    Te invito a pasarte por mi blog:
    http://amoresciberneticos.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  20. Sólo paleativos, mi querida Oteaba...No aprendemos que en la vida no hay nadie imprescindible.
    Un besito, amiga y cuídate.

    ResponderEliminar
  21. :) Cornelius, gracias.
    Marga:
    Y en el sentido metafórico del post, no me queda otro remedio que responder ¿sólo? :)
    Besos

    M. JOSÉ:
    Es verdad que desde hace dos o tres años, todos decíamos ¿hasta donde va a llegar esta bonanza?...Creo que veíamos el temor del pinchazo, mucho más lejos
    Besos

    GINEBRA:
    Si a nivel personal y con total franqueza, cada cuál se planteara sus prioridades, ésto no hubiera ocurrido...La aspirina todo lo solucionaba:)
    Besos

    ResponderEliminar
  22. George, gente como tu quedaron pocas; pero estoy de acuerdo en que se puede vivir sin el ácido acetilsalicílico ¡y tan felices!, como has estado tu en aquella casita en Suiza.
    Me alegra verte tambien por este blog.:)
    Besos

    YOLANDA:
    Algunos jóvenes aún pueden aprender la lección del esfuerzo real y no la de trepar profesional o socialmente.
    Besos
    Pd.- Claro que voy a tu blog preciosa.

    Marysol:
    Me alegra mucho verte por aqui. Espero que estés mejorcita.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Mientras que se queden en aspirina. Lo malo es que eso es lo mejor que se pueden meter en el cuerpo, una aspirina...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  24. Ains, a mi la aspirina me produce acidez en el estómago ;P
    Buen post!

    Besotes guapa!!!

    ResponderEliminar
  25. No me suele doler la cabeza nunca, aunque el día que me duela algo, lo primero que hago es, tomarme una aspirina, pero tengo que decirte que para llegar ahí tendría que dolerme bastante lo que fuera, porque no me gusta nada auto-recetarme tomando medicinas.

    Un beso Oteaba, te deseo un feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  26. Hiperión, siempre tan agudo jejeje
    Saludos.

    NATALIA:
    Un buén protector y ¡pa´lante!:-))
    Besos

    MARÍA:
    La autoreceta y lo que es peor, la receta de la vecina es moneda de cambio en este pais. Me parece muy bien que no lo hagas.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar

Con tu opinión este piano sonará mejor :)